7

DE VUELTA DE NUEVO Y CELEBRANDO MI PRIMER AÑO.

Bueno, tengo que reconocemos que os he echado mucho de menos. Ahora que la cosa se ha estabilizado y tengo un ratito os voy a contar mi pequeña desaparición. Como sabéis el día 29 me iban a provocar el parto sí mi Ratita no nacía antes, bien pues como se perdió la nochebuena y vio que lo pasamos bien, pues decido nacer antes de nochevieja y sin que me provocarán el parto.

Cuando ya pensaba que ingresaría el lunes para provocarme lo, me levanté el sábado pensando que había roto aguas, al ir al baño descubrí que realmente lo que había expulsado era el tapón mucoso al completo. Casi me da algo cuando vi todo eso, no pensé que era tan grande, pero bueno ahí estaba expulsado al completo. Al cabo de una hora empece a sentir contracciones y al cabo de otra hora más me estaba duchando para ir al hospital ya que las tenía cada cuatro minutos. Al llegar enseguida me atendieron y efectivamente estaba de parto, lo único que estaba de dos centímetros y el ginecólogo me mandó una hora a casa para estar más tranquila y haber si dilataba hasta cuatro centímetros.

Con la bolsa y mis dolores nos volvimos a casa, me tumbe en la cama mientras mi marido comía algo y a la hora nos volvimos al hospital, (menos mal que vivimos a cinco minutos en coche y que no hay tráfico que si no…..). El caso que cuando llegue el ginecólogo no estaba y había una ginecóloga que me hizo un tacto y me confirmo que ya estaba de cuatro centímetros, con lo cual, corriendo a paritorio para hacerme la analítica y ponerme la epidural antes de que fuera tarde.

Cuando la anestesista llego ya estaba de cinco centímetros, me coloco la epidural y a la hora deje de oír los latidos de mi pequeña. La máquina empezó a pitar y llamamos a la matrona, vino corriendo e intentó colocarlo de otra manera pero nada, lo bueno es que yo sabía que estaba bien porque se estaba moviendo y la sentía. Me pusieron electrodos y nada, al final fuel manualmente, la pobre mujer se quedo allí de pies moviendo el aparato según sentía ella moverse a la Ratita e ir moviéndolo. Después de media hora me hoz una exploración y llamo al ginecólogo, ya estaba de nueve centímetros, no me lo podía creer, cuando llegó en gine me exploro, me pidió que empujara y de repente vi como todo el mundo se movía para preparar todo ya que mi chica ya estaba lista para salir.

Según mi marido, en once empujones tenía a mi princesa conmigo, fue un parto natural, rápido y sobre todo muy mágico para mi ya que pude sentir como mi segunda princesa salía de mi. Cuando la vi encima mía llorando y queriendo mirarme mientras la hablaba fue una de las cosas más bonitas que me han pasado. En cuanto la vi bien recordé a mi princesa mayor, son clavadas, la diferencia, es que la Ratita es menos mofletuda y un pelin más alargada.

2015/01/img_0170.jpg

Y con todo lo del parto, las visitas, las niñas, etc….. No me ha dejado tiempo para decir que llevo un años con todos vosotros, un año en el que he aprendido cosas de este maravilloso mundo, en el que he conocido gente muy maja y muy agradable y en el que esperó seguir mejorando y poder seguir contando sobre todo las peripecias de mis chicas y ayudar a aquellas personas que lo necesiten. Daros las gracias por este año maravilloso que me habéis hecho pasar.

2015/01/img_0171.png

Anuncios
2

CONSEJOS Y CANASTILLA PARA EL PARTO.

maleta1-e1354940243170Siempre nos preguntamos que hay que llevar en la bolsa para cuando nos pongamos de parto. Con la princesa lleve cosas totalmente innecesarias. Siempre vamos cargadas con la dichosa bolsa cuando en el hospital prácticamente nos dan de todo. El otro día hablándolo en las clases de preparación al parto sacamos este tema. Tengo que reconocer que casi todas son mamas primerizas menos 5 que ya estamos en el segundo.

Muchas de las mamis primerizas nos preguntan a nosotras por la experiencia y así mientras la matrona nos escucha y luego nos corrige en nuestros errores que hemos cometido con el primero o que vamos a volver a repetir con el segundo.

Por eh.braguitas-desechables-4-unidades-tommee-tippee_1316518405jemplo; vamos a hablar de algo que yo no lleve pero que casi todo el mundo suele llevar y son las braguitas desechables. Si, si, como lo oís, braguitas de usar y tirar. Yo lleve las mías de premamá primero porque nunca había oído hablar de esas braguitas y segundo porque no me iba a llevar un tanga claro está. Quería llevar algo que me fuese lo más cómodo posible los días que iba a estar en el hospital. En este caso volveré hacer lo mismo, me llevare mis braguitas de embarazada que es con lo que mas cómoda estoy, pero si no queréis manchar quizás vuestras braguitas y mandárselas a tu pareja a que se las lleve a casa a lavar, podéis comprar las desechables. En mi caso ya os digo que no las compre porque me pareció malgastar el dinero y además tuve la suerte quizás de no manchar las mías.

 

 

Compresas post-parto; En este caso las suele dar el mismo hospital, con lo cual aquí si os recomiendo no comprarlas. El hospital te da las necesarias durante los febus-compresas-post-parto-segunda-fase-con-alas-10-udías que estas allí, de hecho, si sobran cuando te den el alta te las llevas a tu casa y listo. Yo hice eso y cuando se me acabaron use las mías normal de cuando estoy con el periodo.

 

 

 

 

 

24231_l1Una cosa que si que recomiendo es el disco protector de Avent, es de plástico y sale mucho más económico que los discos tradicionales de algodón. Cuando di a luz a la princesa una amiga que había tenido a su bebe 8 meses antes le habían sobrado y me los dio. Una perdida porque no los utilice, pero voy a volver a intentar dar el pecho a la ratita haber si esta vez sí que si y si me sube la leche, lo primero que mandare a comprar al papa será este disco. Es de plástico con aberturas para dejar respirar el pezón y la poca leche que pueda caer se queda recogida en el mismo disco. Luego solo tenéis que lavarlo cuando os lo quitéis y listo para volver a utilizarlo. Es como tres euros más caros que los discos normales, pero a la larga sale más barato por el mero hecho de que no tenéis que volver a comprar más.

Os voy a poner una lista con lo que creo que deberíais llevar en el bolso, espero que os sirva de ayuda.

1299956207_26066977_4-CANASTILLAS-MI-BEBe-Compra-Venta

Para la mama:

-Un par de pijamas de lactancia, (digo dos por si uno lo manchamos tener otro de repuesto).

-Dos o tres sujetadores de lactancia, ocupan poco y volvemos al punto anterior, seguro que llevamos uno y la ley de Murphy se cumple a raja tabla jajajaja…

-Zapatillas para andar por casa, es como mas cómodas vamos a estar seguro.

-Ropa y calzado cómodo para cuando volvamos a casa con nuestro bebe.

Para el bebe:

-Yo diría que un par de bodis, mucha gente dice que mas, pero en realidad con el calor que suele hacer en el hospital no hace falta mucha ropa y sobre todo porque solemos estar un par de días si todo ha ido bien.

-Unos calcetines o unos patucos para que no se le queden los pies fríos. Si nacen para Diciembre como la mía yo los llevaría seguro.

-A decir verdad, con un par de pijamas para el bebe yo tendría de sobra. Se manchan poco y llevar de mas creo que es tontería por el mero hecho de que solo estas un par de días en el hospital no una semana.

-Un conjunto monísimo, para el día que os den el alta salga hecho o hecha todo un pincel del hospital.

-Una toquilla o un saquito que le abrigue bien si va a nacer en invierno. Si no, pues también depende un poco de la época del año en la que nazca.

-Su neceser, es decir, pañales (aunque suelen dar en el hospital), pero por si las moscas en el vuestro ya no, pues llevároslos. También un cepillito para peinar al bebe el día que vayáis a salir o cuando vayan a venir las visitas y su propia esponjita para limpiarle sus partes cuando se haga pis o caca.

Sobre la crema protectora del culito no digo nada porque luego cada mama hará lo que mejor vea para su bebe, pero en mi caso yo con mi princesa no la lleve porque no lo vi necesario. No me gusta dar mucha crema en el culito y sobre todo cuando no esta escocido ya que la piel se termina acostumbrando a ella y cuando realmente se escueza poco le va hacer. Yo os recomiendo poca crema protectora, solo cuando sea necesario.

 

Espero que os sirva de ayuda todo lo que os he comentado.

10

LACTANCIA (I).

tetaLa lactancia para mí con la princesa fue un suplicio, estuve mal aconsejada por ese lado. Lo mismo que con el parto estuve en todo momento súper bien y tranquila con las enfermeras y médicos que me atendieron, con la lactancia no puedo decir lo mismo.

Estando embarazada de la princesa trabajaba y no pude acudir a las clases de preparación al parto y poco pude aprender de la lactancia materna. Aunque tienes a tu madre, a tu suegra, a tu tía y hasta a la vecina del quinto diciéndote como lo tienes que hacer (un agobio por cierto y creo que eso influye también) y cada una de una manera diferente, pues claro, tú te pones de mil maneras y nada.

El parto de la princesa termino en cesárea porque después de muchas horas no dilataba todo lo que tenía que dilatar y decidieron hacerme una cesárea para prevenir el sufrimiento fetal y que la niña no cogiera ninguna infección ni nada por el estilo. El caso, es que cuando llegue a la habitación con ella me la pusieron al pecho y chupo el primer calostro que sale. Hasta todo bien, pero de repente llega una enfermera y me dice que de esa manera no;

– ¡Si solo estoy tumbada con la niña en la cama y ella mamando tan ricamente, o eso parece!

-Pues te tienes que medio sentar y apretarte el pecho con dos dedos, uno por arriba y otro por abajo para ayudarla a salir la leche.

Pues allá que voy, me siento me pongo a la nena en los brazos y ella empieza a chupar, con algo de daño para mi claro. Al momento viene otra enfermera y me dice que me la ponga en el otro pecho para que suba bien la leche y la cambio. Me dice que la mejor posición es tumbada en la cama, que así voy a estar mejor yo y ella.

-Si lo estaba haciendo, pero ha venido una enfermera y me ha dicho que mejor es que me siente.

-No, no, túmbate y ya verás.

Pues nada, me vuelvo a tumbar y me chica empieza a chupar y esta vez no sentía tanto dolor. A todo esto viene la segunda enfermera y me arranca a la niña del pecho y me suelta que se la lleva para hacerla unas pruebas y que me la traería enseguida. Si una hora y media para ella es enseguida, inmediatamente no quisiera descubrirlo.

El caso es que me dejaron allí a la princesa y no supe mas de las enfermeras (menos mal, porque a la segunda enfermera la cogimos una manía que no podíamos con ella). Al llegar los padres y las visitas imaginaros el caos, que si uno coge a la niña, que si otro se hace una foto…..Fue un día bastante duro para los tres y sobre todo porque no supimos cuando ponerla al pecho.

Al día siguiente la leche no subía, yo estaba desesperada y mi niña lloraba de hambre y claro si no me sale para que le iba a dar el pecho? Pensaba yo, hasta que otra enfermera llego y me puso en el pecho un sacaleches durante 10 minutos y otros 10 de descanso para estimular el pecho y subiera la leche. Luego pues claro como he dicho antes tienes a todo el mundo que te agobia y tu primeriza y sin saber qué hacer con el bebe y sobre todo con tanta gente convenciéndote que lo haces malo, pues imaginaros el panorama.

Al final, después de tres días en el hospital y dos más en casa, decidí cortarme la leche porque de ahí no salía nada de nada. Ahora en este embarazo me estoy dando cuenta de que me agobie por la situación y por la gente, que nadie me supo guiar o asesorarme adecuadamente sobre la lactancia. Ahora que no trabajo, pues voy a clases de preparación al parto, le comente mi caso a la matrona y opina lo mismo que yo y sus consejos me están sirviendo de bastante ayuda.

-Tomarme las cosas con más calma y saber que mi bebe y yo somos lo primero.

-Que después de una cesárea, la leche puede tardar más en subir que si fuera un parto natural.

-Reducir las visitas todo lo que sea necesario para no agobiar sobre todo al bebe y a la madre.

-Intentar dar el pecho en un ambiente tranquilo y relajado.

Esta vez tengo claro que al que tenga que decir NO, va a ser no. Que quiero experimentar con todas mis ansias y fuerzas la lactancia materna y sentir lo que otras mamas que leo y veo lo que sienten y también proclamar con esto que aunque mi princesa se alimento de leche en polvo, estoy a FAVOR DE LA LACTANCIA MATERNA.